EL DESTINO IDEAL

Orihuela


UN PUEBLO CON ENCANTO

Orihuela, ciudad capital de la comarca alicantina de la Vega Baja del Río Segura, es según su extensión, el mayor término municipal de la provincia de Alicante y el segundo en toda la Comunidad Valenciana.

Su casco urbano, declarado conjunto histórico artístico desde el año 1969, está situado a 59 Km de Alicante y a 24 Km de Murcia, con cuya provincia limita. Se extiende hasta el mar con 16 Km de costa con excelentes playas y acantilados como son Playa Flamenca, Cabo Roig, La Zenia, Punta Prima, Campoamor y Mil Palmeras.

Su patrimonio artístico, con cinco monumentos nacionales en la ciudad declarados Bien de Interés Cultural (Palacio Episcopal, Iglesia del Santiago Apóstol, Convento-Iglesia-Colegio de Santo Domingo, Iglesia de las Santas Justa y Rufina, Iglesia-Catedral del Salvador), y decenas de plazas y edificaciones pertenecientes a los siglos XVIII, XIX y principios del XX situadas estratégicamente por toda la ciudad, hacen de Orihuela un destino ideal tanto para quienes buscan reencontrarse con la historia, como para quienes desean relajarse entre sus diversos paisajes, rutas y senderos.

Por las calles de Orihuela han pasado personajes ilustres como Jaime I, Los Reyes Católicos antes de emprender su campaña en el sur de España o el rey Carlos V que le dio el rango Catedral a la antigua iglesia El Salvador. El famoso escritor de cuentos Christian Andersen, el pintor Joaquín Agrasot, el arzobispo Loaces, el santo predicador San Vicente Ferrer, Gabriel Miró y su vecino más ilustre el poeta Miguel Hernández.

UN PASEO CULTURAL

Llegamos a la ciudad de Orihuela y, nada más cruzar el umbral de sus puertas, un imponente edificio nos da la bienvenida: se trata del Colegio Diocesano Santo Domingo, antiguo convento dominico y universidad del siglo XVI. Conocido como “El Escorial del Levante”, es el monumento nacional más grande de la Comunidad Valenciana.

Tras él, ubicada en el Rincón Hernandiano, se muestra típica y encantadora, una casa que fue el hogar donde vivió uno de los mejores poetas españoles del siglo XX: Miguel Hernández. Hoy en día, aguarda al visitante invitándole a entrar y a recrear, en su interior, el halo poético que impregna cada uno de sus rincones(SICTED). Paseamos y, casi sin darnos cuenta, llegamos al Centro Histórico, donde encontramos el Museo de Semana Santa, fiesta declarada de Interés Turístico Internacional, con obras de Salzillo, Farinés, Díez, Guintín de Torre, Coullaut Valera, Sánchez Lozano, Galarza, Esteve, Bussy, Seiquer Zanón, Balaguer, Enrique Luis… y trabajos de los talleres Orrico, Martínez, Maestre Sánchez o Vicente Gimeno (SICTED). Seguimos nuestro recorrido y llegamos a la calle Mayor de Ramón y Cajal, donde Catedral y Palacio Episcopal se elevan en un espacio acogedor. La una, no por ser de las catedrales góticas más pequeñas de España, deja de lucir su coqueto aspecto interior. Y el otro, sede del Museo Diocesano de Arte Sacro (SICTED), orgulloso de sí, nos ofrece la belleza de sus salones y la maestría del gran Velázquez, entre otros.Sin perder el eje histórico y, a poca distancia, el Museo de la Muralla (SICTED) transporta, a quienes en él se adentren, al pasado islámico de la ciudad. Habiendo recorrido sus más de 2.200 metros cuadrados, regresamos a la superficie y, entonces, la torre más bella de la ciudad, la de la Iglesia Parroquial de Las Santas Justa y Rufina (s. XIV-XV), se yergue ante nosotros mostrándonos uno de los relojes más antiguos de España (s. XIV).

No olvidamos el Museo Arqueológico (SICTED), pues nos ofrece una obra escultórica de singular importancia: la “Cruz de los labradores”, la popular “Diablesa” (s. XVII), uno de los pasos procesionales más originales del mundo, con la imagen de la diablesa que representa el pecado. Llegamos a otro museo, el de la Reconquista (SICTED), creado en 1985 por la Asociación de Fiestas de Moros y Cristianos “Santas Justa y Rufina”, consta de dos espacios principales dedicados respectivamente al bando moro y al bando cristiano. En ellos se pasa revista a distintos aspectos relacionados con la Fiesta como son la historia, la leyenda, las comparsas, los cargos festeros, la música, etc.

A partir de aquí, ¿qué más nos espera? La tercera de las iglesias góticas, la de Santiago Apóstol (s. XIV) y el Santuario de Ntra. Sra. de Monserrate (BIC)(s. XVII-XVIII), patrona de la ciudad. Finalmente llegamos al barrio de San Isidro donde podremos visitar el “Museo Hernandiano al aire libre” y contemplar las pinturas murales que cubren de arte y poesía las fachadas de sus calles. Una visita obligada para descubrir la huella poética y vital de Miguel Hernández.

©Copyright 2019. All Rights Reserved.